11 septiembre, 2019

Transporte de mercadería peligrosa: ¿cómo minimizar los riesgos?

Suscribirse

Si la integridad de la carga es un desvelo para las empresas de transporte, cuando se trata de mercadería peligrosa, la preocupación es mayor. Porque además de todos los requerimientos legales para este tipo de operaciones, el riesgo para el chófer, para lo que se acarrea y para terceros, es constante. Aprendé cómo minimizarlos y trasladá mercadería peligrosa de manera eficiente.

Si querés saber cómo llevar el control de tu flota en cada operación, ingresá acá.

El traslado de mercadería peligrosa es una actividad que se lleva adelante a diario, en todo el país, a pesar del riesgo que conlleva. Existen empresas especializadas en este tipo de operaciones, que conocen las amenazas a las que se exponen, además de las obligaciones legales para hacerlo de la manera más segura y en regla posible.

Sus choferes cuentan con la información necesaria para manipular materiales peligrosos y que también conocen el protocolo de actuación en caso de que esto produzca un accidente. 

Pero como mencionábamos antes, estas operaciones significan un constante peligro tanto para quienes estén llevándolas adelante, como para terceros, e incluso para el medio ambiente. Por eso se toman medidas preventivas para que el traslado sea seguro.

Aún así es posible que se genere algún incidente durante este proceso, por lo que es clave saber cómo reaccionar para evitar cualquier tipo de daño mayor.

Estacion de servicio donde se carga combustible, repleta de camiones de bomberos intentando apagar un incendio provocado por un vehiculo de carga que transportaba mercaderia peligrosa

¿Qué aplica como mercadería peligrosa?

Según el Ministerio de Seguridad de Argentina, se entiende como mercadería peligrosa a "todas las sustancias que ante un incidente pueden presentar riesgos para la salud de las personas, para la seguridad pública o para el medio ambiente. Al mismo tiempo son elementos imprescindibles para nuestros días, como por ejemplo, los líquidos inflamables".

Esto hace referencia, por ejemplo, a medicamentos y productos fármacos, productos de limpieza o gases y carburantes como el combustible o el carbón.

Camion de carga transportando mercaderia peligrosa con la señalizacion legal requerida que advierte la potencialidad del peligro a terceros

Pero hay diversas categorías de carga peligrosa, en función de sus características químicas y su grado de peligrosidad. Por este motivo es clave que el chófer a cargo conozca qué tipo de material está transportando para saber cómo actuar en caso de accidente.

Además, es probable que si los servicios de emergencia lo contactan en medio del accidente, le pidan dicha clasificación, para actuar en consecuencia.

Esta señalización de productos peligrosos se encuentra en la misma carga, normalmente en la parte delantera y en la trasera, con la correspondiente etiqueta, panel y número que facilitan su identificación.

Clasificación de la mercadería peligrosa confeccionada sobre los riesgos físico-químicos y para la salud que entrañan dichos productos peligrososClasificación de mercadería peligrosa sobre la base de los riesgos físico-químicos y para la salud que entrañan dichos productos

Aquí la clasificación general de las 9 clases descriptas en el Manual de riesgos en el transporte de mercancías y residuos peligrosos confeccionado por el Senado:

  • Clase 1: Explosivos
  • Clase 2: Gases inflamables, no inflamables, tóxicos o no tóxicos
  • Clase 3: Líquidos inflamables
  • Clase 4: Sólidos inflamables
  • Clase 5: Sustancias oxidantes
  • Clase 6: Sustancias tóxicas y sustancias infecciosas
  • Clase 7: Materiales radiactivos
  • Clase 8: Sustancias corrosivas
  • Clase 9: Sustancias peligrosas

Manual de acción frente a accidentes con mercadería peligrosa realizado por el Ministerio de SeguridadManual de acción frente a accidentes con mercadería peligrosa realizado por el Ministerio de Seguridad

 

Medidas generales para el transporte de mercadería peligrosa

Este tipo de operaciones se produce todos los días y hay normativa específica sobre cómo se debe proceder para evitar accidentes minimizar los riesgos de que sucedan.

Además de lo necesario para realizar la actividad del transporte de carga, en Argentina hay documentación y requisitos específicos para circular con esta clase de carga. Aquí una lista para que los tengas en cuenta:

  • Declaración de carga legible emitida por el expedidor que incluya: denominación para el transporte y la identificación de la clase de mercancía.
  • Certificación emitida por el expedidor de que el producto está adecuadamente acondicionado para soportar los riesgos de la carga, descarga, estiba, transbordo y transporte
  • Fichas de Intervención en caso de Emergencia que explicite el peligro presentado; las medidas a tomar en el caso que una persona entrara en contacto con los materiales y/o en caso de incendio y los medios de extinción que no se deben emplear; las medidas que se deben tomar ante rotura de los embalajes o cisternas, ante fuga o derrame de la mercadería
  • En transporte de sustancias a granel, el original del certificado de habilitación para el transporte de mercadería peligrosa para el vehículo
  • Revisión Técnica Obligatoria de la unidad
  • Documentación que acredite el curso de capacitación básico obligatorio actualizado del conductor para esta actividad

 

Emergencias en el transporte. En caso de accidentes en el transporte de carga peligrosa, recuerde que podrá comunicarse con el CIPET “Centro de Información para Emergencias en el Transporte” llamando al 0800-666-2282

 

¿Qué otro tipo de precauciones tomar?

Para evitar accidentes con mercadería peligrosa, hoy la tecnología acerca soluciones que funcionan como instancias de cuidado frente a este tipo delicado de carga. Además de llevar un control a través de GPS del recorrido de cada unidad en cada operación, servicios como el de Fliit facilitan accesorios que aumentan la supervisión y el cuidado de los traslados.

Por ejemplo, hay determinadas clases de carga que pueden necesitar estar expuestos a una temperatura determinada.

Si el sistema de refrigeración del vehículo no funciona, esto es un potencial accidente. Por lo que contar con un sensor de temperatura puede ser de muchísima utilidad para verificar que la temperatura se encuentra entre los valores adecuados.

También y debido al peligro que supone este tipo de carga, será clave conocer exactamente cuándo se abren y cierran las puertas. Esto se consigue con un sensor de puertas, que es un accesorio que funcionará a través de alarmas que ayudan a monitorear este aspecto de la carga.

Todo esto contribuirá con la seguridad y la eficiencia del traslado de mercadería peligrosa de punta a punta de cada viaje. Y es fácilmente administrable desde la plataforma de gestión de flotas de Fllit.

Si querés saber más sobre cómo la tecnología optimiza la gestión de este tipo de actividades, ingresá acá.

Nuevo llamado a la acción