15 enero, 2020

Transporte de alimentos: ¿cómo mantener la integridad de la carga?

Home / Blog / Artículo

> Volver

Home / Blog

> Volver

habitos de conduccion transformacion digital Seguridad optimización de flotas Transporte de alimentos

Transporte de alimentos: ¿cómo mantener la integridad de la carga?

La gestión de flotas es un proceso complejo que requiere de un conjunto de prácticas y conocimientos para el traslado eficiente de todo tipo de mercadería. En el caso puntual del transporte de alimentos, hay metodologías específicas que están asociadas a la integridad de la carga, en las que profundizaremos en este artículo.

Para saber más sobre cómo podés optimizar tu flota, más allá del transporte de alimentos, te recomendamos ingresar acá para descargar nuestro eBook gratuito sobre los errores frecuentes en esta actividad.

Dos medias reses colgadas de los ganchos de una caja de un vehiculo ambientado especialmente para el transporte de alimentos          La carne es uno de los productos con mayores requerimientos para realizar transporte de alimentos

 

Cuando hablamos de transporte de alimentos, solemos asociar el concepto con el transporte de alimentos que necesitan frío, como los alimentos perecederos. Pero también existen otros productos que requieren ser trasladados a una temperatura ideal, como las comidas precocinadas o los medicamentos y cosméticos.

El traslado de todos estos productos debe realizarse a una temperatura determinada para no cortar la cadena de frío durante el viaje, almacenamiento y exhibición al público.

Cualquier variación en la temperatura durante alguna de estas instancias puede afectar la cadena de frío, produciendo la pérdida de la carga y hasta dañando la reputación de la empresa.

Personal de supermercado vestido de azul que manejo un carrito para movilar la mercaderia que llego en estado de integridad a la tienda gracias a las tecnicas de transporte de alimentosBuenas prácticas en el transporte de alimentos permiten que la mercadería llegue íntegra a destino

¿En qué vehículos se puede realizar el transporte de alimentos refrigerados?

En el caso puntual del transporte de alimentos refrigerados, para mantener la cadena de frío durante el transporte de alimentos, es necesario contar con vehículos refrigerados que deben cumplir con una serie de requerimientos.

En primer lugar, para una correcta logística de alimentos estos vehículos deben ser isotérmicos. Es decir, deben contar con paredes aislantes que separan la temperatura exterior de la temperatura dentro de la caja en la que se traslada encuentra la carga refrigerada.

En segundo lugar, para una correcta logística de alimentos, es necesario contar con una fuente de frío o calor que reduzca o aumente la temperatura del interior de la caja, para que durante el traslado de la mercadería se sostengan los parámetros de temperatura específica requerida.

Interior de caja de vehiculo isotermino utilizado para transporte de alimentos en el que se esta trasladando un despacho de quesosInterior de caja de vehículo especializado en traslado de alimentos en el que se está trasladando un despacho de quesos

La fuente de frío para el traslado de alimentos puede ser mecánica. Al vehículo que manipula la temperatura de su caja con una fuente mecánica y mantiene la temperatura interior de la caja entre los 12º y -20ºC, se lo llama “frigorífico”. Mientras que al vehículo con una fuente mecánica que sostiene un valor permanente de 12ºC se lo llama “calorífico”.

Si, a diferencia de los dos casos anteriores, la fuente de frío no es mecánica, el vehículo es denominado “isotérmico refrigerado”.

La desventaja de las fuentes no mecánicas— como el hielo y los gases licuados—, frente a las mecánicas, es que el riesgo de perder la temperatura deseada a medida que pasa el tiempo es mayor.

Primer plano de la puesta en practica de tecnicas de transporte de alimentos refrigerados

¿Qué buenas prácticas es importante tener en cuenta para el transporte de alimentos?

La apertura de las puertas del vehículo con el que se hace el transporte de alimentos, es uno de los factores que impactan en el cambio de temperatura de la caja. Para reducir la posibilidad de que esto suceda, las puertas deben abrirse únicamente cuando sea necesario y durante el menor tiempo posible.

Para esto, puede resultar muy útil la incorporación de sensores de puertas como el que ofrece Fliit, que es un dispositivo que permite configurar alarmas que ayudan detectar la apertura y cierre de puertas.

Otra buena práctica para el transporte de alimentos es la separación de productos. Más aún: por disposiciones legales, los alimentos no pueden ser mezclados con productos contaminantes o corrosivos. De acuerdo a lo que sostiene la normativa, no deberían realizarse viajes en los que se traslade en conjunto, por ejemplo, carne y productos de limpieza.

Es importante cumplir con esta buena práctica, ya que no hacerlo compromete la calidad de los alimentos y puede llevar a la pérdida de la habilitación necesaria para el transporte de alimentos.

Además de esto, resulta fundamental respetar las condiciones de higiene, antes y después de realizar el transporte de alimentos. Se debe limpiar, desinfectar y desodorizar la caja del vehículo refrigerado atenta y frecuentemente.

Para esto, podría ser útil implementar un "Programa de limpieza y desinfección" que guíe detalladamente el proceso de higienización de la caja donde se realizará el transporte de alimentos.

Modelo de Programa de limpieza y desinfeccion para la limpieza de vehiculos dedicados al transporte de alimentosEjemplo de "Programa de limpieza y desinfección" del Servicio Nacional de Sanidad Agraria para cuidar la higiene de los vehículos que realizan el transporte de alimentos.

¿Cómo monitorear la temperatura de la caja durante el transporte de alimentos?

Para mantener la temperatura necesaria en la caja, la clave radica en revisar frecuentemente el funcionamiento del vehículo refrigerado. Las revisiones deben realizarse mientras el vehículo se encuentra parado, aunque puede que esto no sea suficiente, ya que la pérdida de temperatura puede producirse durante el mismo transporte de alimentos.

Por este motivo, la incorporación de tecnología es hoy una tendencia creciente en el sector del transporte de alimentos. En la actualidad, existe tecnología que permite controlar la cadena de frío en tiempo real, para no perder seguimiento de la actividad en la caja.

En el caso puntual del control de la temperatura de la carga en el transporte de alimentos, existen sensores como los sensores de humedad y temperatura de Fliit, que permiten conocer los parámetros en los que se traslada la mercadería.

Los sensores como los de Fliit monitorean no sólo la temperatura y la humedad de la caja mientras realizamos el transporte de alimentos, proveyendo información tanto a conductores como al respeto del equipo logístico, sino que también evalúan el comportamiento de los chóferes en relación a la carga durante el viaje.

temperatura

Tablero con reporte real de Fliit sobre alertas de temperatura durante el transporte de alimentos

Sin embargo, hacer un análisis integral del transporte de alimentos requiere no sólo de un seguimiento de las condiciones de refrigeración segundo a segundo, sino también de un análisis macro de la operación que permita identificar ineficiencias en la logística de alimentos que impactan negativamente en el ROI de la empresa.

Sirven a este propósito los reportes que genera Fliit de las operaciones que realizó cada vehículo para poder detectar este tipo de tendencias y erradicarlas.

Para saber más sobre cómo podés optimizar tu flota, más allá del transporte de alimentos, te recomendamos ingresar acá para descargar nuestro eBook gratuito sobre los errores frecuentes en esta actividad.

Aprende cómo las soluciones de gestión de avanzada te permiten optimizar tiempos y costos

 

Home / Blog

> Volver