19 mayo, 2020

Transformación logística: una necesidad ante el COVID-19

Home / Blog / Artículo

> Volver

Home / Blog

> Volver

gestion de flotas transformacion digital tecnología para flotas optimización de flotas

Transformación logística: una necesidad ante el COVID-19

Repasá todo lo que dejó Smart Logistics 2020 Capítulo Argentina, un evento virtual que abordó la importancia de la digitalización y la analítica avanzada para flotas vehiculares, ante la propagación del coronavirus y la crisis que la pandemia ha generado.

Smart Logistics se concentra en el impacto de la tecnología sobre la industria del transporte. Se realizó en Ecuador en 2018, en Perú en 2019, en Colombia en 2020 y este mes ha llegado a la Argentina. Sin embargo, por el COVID-19, el evento adoptó una modalidad virtual.

Los invitados de esta edición fueron Mariano Scarabino, ex director de Last Mile para ABINBEV en la Argentina, y actual Head de Logística Lafargeholcim en Colombia; y Daniel Wainmann, CEO de Location World Global.

Mientras que el primer orador se enfocó en la necesidad de la Transformación Digital acelerada, el segundo explicó la utilidad de la Analítica Avanzada en la gestión y mantenimiento de flotas vehiculares.

Repasá lo presentado por cada invitado:
1. "Logística- La necesidad de una Transformación Digital Acelerada" por Mariano Scarabino
2. "Analítica Avanzada en la gestión operativa y de mantenimiento de flotas vehiculares" por Daniel Wainmann

 

 

 

"Logística- La necesidad de una Transformación Digital Acelerada" por Mariano Scarabino

 

La cuarta revolución tecnológica

Para entender cómo el COVID-19 acelera las necesidades de transformación logística, primero se debe entender el desarrollo tecnológico en el transporte. Como explica Scarabino, alrededor de cada 100 años se da una revolución. Él menciona cuatro:

1. La primera revolución se dio en 1784. El vapor y la energía hidráulica eran los medios motrices. Estaba el ferrocarril y otros medios de transporte que tenían ese tipo de energía como motor.

2. La segunda revolución tomó lugar en 1870. Aparecieron las primeras líneas de producción con partes mecánicas y eléctricas que permitieron la masificación de los volúmenes de producción.

3. La tercera revolución ocurrió en 1970. Se desarrolló el primer controlador programado y la electrónica y la informativa actuaron como nuevos jugadores en la producción. Se dio una automatización de los procesos.

4. La cuarta revolución se vive hoy. Esta se centra en equipos conectados permanentemente a la misma red. Está el blockchain y el control simultáneo de la visibilidad de la información multilateral. Como ejemplo está el internet de las cosas y los comienzos de la inteligencia artificial. Se distingue la interconectividad de los artefactos.

Evolución de las tecnologías

También es importante comprender el desarrollo de la tecnología y su relación con el público. Su ciclo de vida cuenta con cinco instancias:

1. Alerta: las personas tienen poco conocimiento de la tecnología, pero se habla de ello. La impresora 3D era, hace unos años atrás, algo sobre lo que la gente estaba alerta.

2. Consideración: las personas evalúan el potencial de dicha tecnología y se la empieza a considerar como algo que se puede probar, pero aún no se dimensiona la escala. Se evalúa si la tecnología tiene un valor agregado y cómo esto puede aportar a cierta industria y negocio.

3. Prueba: aún se duda el valor agregado de la tecnología, pero ya se lo prueba, por iniciativa de los clientes, de los curiosos y de los investigadores. En esta etapa está la impresora 3D, utilizada por las embarcaciones, por ejemplo.

4. Adopción: cuando las pruebas son satisfactorias, dichas tecnologías comienzan a ser adoptadas. El valor agregado está demostrado, ya sea por reducción de costos o aumento del nivel de servicio. En esta etapa se encuentran los vehículos autónomos.

5. Aceptación: la tecnología es aceptada por el público. Ya está madura y es aplicable en todos lados. Aquí está Uber, por ejemplo.

La transformación digital en las empresas de logística 

Scarabino sostiene que hay seis niveles posibles en los que puede estar una empresa. Estos son:

1. Tradición: compañías en las que rigen los procesos y los modelos. No hay digitalización, excepto para la resolución de problemas puntuales. Puede suceder que sean los proveedores los que lleven la digitalización a la empresa, para atender el problema que plantea la compañía.

2. Experimento: compañías que no tienen aún un plan formado de punta a punta de roadmap tecnológico, pero que están dispuestas a experimentar. La digitalización está más presente y activa para mejorar procesos.

3. Estándar: compañías que comienzan a formalizar el proceso de incorporación tecnológica en todos los niveles. Se da una estandarización de la digitalización, con áreas de IT ya formadas. La tecnología se aplica tanto a los métodos como a la estructura. Para impulsar la digitalización se busca apoyo en los niveles ejecutivos, donde se consiguen recursos.

4. Estratégica: grupos que reconocen la ventaja de colaborar con la investigación. Ya con una organización más fuerte, aparecen roadmaps tecnológicos que visibilizan un plan básico de incorporación tecnológica.

5. Equipo: compañías que tienen equipos de transformación digital dedicados, aunque a veces no incluyen expertos de varias áreas. Se diseñan roles, procesos y sistemas para apoyar la transformación digital.

6. Cultura: compañía que reconoce el cambio constante y tiene a la transformación tecnológica como el medio para hacer negocios. Se tiene un ecosistema definido para pilotear y escalar eventualmente, siempre que la tecnología sea factible y mejore el costo o el nivel de servicios.

Herramientas para la analítica avanzadaLas herramientas para el monitoreo predictivo de los comportamientos de los conductores son hoy,en muchos casos, bastante accesibles, en términos económicos.

Los elementos para garantizar el éxito

“La tecnología, el método y el conocimiento juegan juntos”, dice Scarabino. El método y el conocimiento multiplican, mientras que la tecnología es exponencial.

Retomando las revoluciones de la tecnología, con la aparición de las primeras transportadoras y la producción en masa en 1870, se da, de cierta forma, el boom del método. Con las diferentes metodologías que surgen, ya sea para estandarizar o para gestionar el tiempo, mejora la productividad en los procesos.

Con la globalización del conocimiento surge la informática. Hoy la inteligencia artificial provoca que se trate de llevar el conocimiento a componentes electrónicos, a máquinas y robots, para que puedan decidir como un ser humano; ya que el conocimiento no es solo datos e información, sino también experiencias y vivencias.

Queda la digitalización como factor exponencial. No es posible sostener el internet de las cosas sin un método y, al mismo tiempo, no es productivo tener un método sin la digitalización de la compañía. Es crucial verificar cuáles son los métodos de la empresa cuando se buscar implementar tecnología. De otra forma, se puede perder la oportunidad de optimizar el resultado de las herramientas tecnológicas.

¿Cuáles son los ejes de trabajo?

La seguridad, el costo y el servicio son los ejes del trabajo. Es importante el costo para mejorar la productividad, y tampoco hay que olvidarse de proteger el servicio. Estos dos factores son claves para la optimización. Pero la pandemia ha provocado que la salud hoy sea un factor primordial para todas las empresas.

“El COVID-19 llegó para acelerarnos digitalmente”, explica Scarabino. La tecnología de reconocimiento facial en las plantas, los sensores térmicos en las cámaras, los termómetros infrarrojos: todo esto es utilizado para asegurar una gestión operativa que otorgue la seguridad de la carga y de los empleados. 

En el caso de los conductores, los registros y accesos automáticos, para evitar que bajen del camión, es lo que está liderando hoy la transformación tecnológica. Con el coronavirus, hoy el foco está en cuestiones más simples, como mantener desinfectados los dispositivos electrónicos y que estos no se compartan.

Productividad y nivel de servicio

Para aumentar la productividad en la planta, se pueden adoptar ciertas medidas, como la digitalización de los procesos centrales de producción, la automatización de muchas actividades, los ajustes de problemas en tiempo real y la robotización. En cuanto al servicio, para optimizarlo existen herramientas como:

  • El Smart schedulling: se arman caminos con el proceso de ruteo.
  • Dinamic resequencing: supone tomar en cuenta el viaje que se da en el momento y todas sus variables, como las congestiones de tránsito, cambios en el clima, bloqueos, el historial de las aceptaciones y rechazos del pedido por parte del cliente, entre otras posibilidades. Se busca predecir, para mantener un buen nivel de servicio y ahorrar kilómetros y tiempo. Esto mejora el resultado final de la entrega. El feedback, para mantener el sistema actualizado, es crucial.

Los consumidores y el mercado

Por un lado, los consumidores buscan cercanía (prefieren comprar más cerca), piden más velocidad y más diversidad de oferta de servicio. Todo esto supone más gastos. Por otro lado, el mercado ofrece:

  • Alternativas colaborativas: En Latinoamérica hay un nivel de crecimiento de vehículos mucho mayor que el crecimiento de la población proporcionalmente, por lo que en cinco años el tránsito será un caos. Ante esto, están apareciendo alternativas de entrega, como hubs urbanos y consolidadores de entrega, los modelos pick up and collect, herramientas de pooling de primaria y last mile, y entregas fuera de hora, como las nocturnas.
  • Alternativas de transporte: todo tipo de robots, vehículos autoguiados, entre otros.
  • Los clientes están dispuestos a pagar un diferencial por una entrega distinta. Las tecnologías no son solo un costo, porque muchas veces están subsidiadas por el cliente, dispuesto a pagar más por una entrega rápida.

¿Por dónde se empieza?

El primer paso puede darse a partir de oportunidades positivas, en cuanto a costo, o negativas, como problemas. La solución puede ser digital. Se debe considerar "The size of the pie", es decir la magnitud de aquello a lo que la compañía se enfrenta.

También es necesario analizar la flexibilidad de los procesos a la hora de implementar tecnología. Se busca que la tecnología, en la que se invierte, produzca beneficios, por lo que el payback es otra cuestión para tener en cuenta.

Digitalización de la industria del transporteSegún Todd Dubner, especialista en la industria de transporte, cuando los vehículos comerciales se automatizan, comienza el análisis de datos avanzados.

 

"Analítica Avanzada en la gestión operativa y de mantenimiento de flotas vehiculares" por Daniel Wainmann

 

Frente a la crisis puede haber progreso

Daniel Wainmann explica que la crisis ante la pandemia puede verse como una oportunidad para realizar las transformaciones que no se hicieron antes, porque se estaba en el área de confort, porque no se tenía presupuesto o porque no eran una prioridad. Él presenta a la Analítica Avanzada (AA) como una herramienta que ayuda a reducir costos y mantener la competitividad en el mercado.

“La big data no sirve para nada, si no se tiene la capacidad de analizar”, argumenta Wainmann.

La AA nos ayuda a entender la información recolectada. A medida que se la aplica con mayor profundidad, también aumenta el valor, pero también la complejidad. Para enfrentar esto último se requiere de método. Existen cuatro fases:

1. Analítica descriptiva: se analiza qué ocurre en el momento. Aquí se da la comprensión y la retrospectiva (highsight).

2. Analítica de diagnóstico: se analiza por qué sucedió. Se consigue una visión (insight).

3. Analítica predictiva: se analiza qué sucederá. Supone predecir, y con la previsión (foresight) empieza la optimización.

4. Analítica prescriptiva: se analiza qué se puede hacer para que ocurra lo que se necesita que suceda. Se influye en el futuro a partir de acciones.

Con la pandemia las empresas deben adaptarse para sobrevivir, y las que no alcanzan el nuevo equilibrio que se está estableciendo mediante la optimización, se quedarán atrás. La optimización se da tanto en las compañías que tienen sus propias flotas como en los generadores de carga que usan flotas de terceros.

 

Explotación de los datos

Los sistemas telemáticos son aquellos que permiten generar información para luego aplicarla a la AA. Según Wainmann, en Latinoamérica solo el 13 por ciento de la logística tiene implementado en sus vehículos los sistemas telemáticos. No tener información es un problema, ya que sin eso no se puede optimizar.

Datos de gestión de flotaKPI's que arrojan información de valor para optimizar el rendimiento de las flotas vehículares, presentados por Wainmann.

Se resaltan los hábitos de conducción, que, si son malos, pueden generar el derroche de combustible y los accidentes. Esto es costoso e impacta en la eficiencia de la compañía.

Wainmann explica que un conductor bueno es 12 por ciento más eficiente que uno promedio, y que este último supera al conductor malo por un 13 por ciento. Por lo que, si se capacitan a los conductores con malos hábitos, la eficiencia puede aumentar hasta el 25 por ciento. Pero para lograr esto, hay que medir los hábitos de conducción: las aceleraciones, los frenos bruscos y los giros imprudentes. En el análisis hay que considerar si todo eso ocurre de noche o de día y qué tipo de ruta es: de primer nivel o de tercer nivel.

El rendimiento del combustible 

En la estructura de costos de una flota vehicular, el precio del combustible tiene un impacto del 30%. Los malos hábitos de los conductores repercuten en el consumo y ahorro de combustible. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, tras algunas investigaciones, concluyó que, al conducir un vehículo a 80 km en lugar de 100 km, se genera una mejora de 10 a 15 por ciento en el ahorro de combustible.

Muchos conductores creen que es mejor dejar el motor diésel encendido, porque suponen que eso favorece al motor, pero no es verdad y actuar de esa manera tiene un costo alto para la compañía. Con el AA se puede analizar la cantidad de combustible usado, las revoluciones del motor y el ralentí, que es la instancia en la que el vehículo está parado, pero el motor sigue encendido.

El AA otorga optimizaciones que ayudan a mejorar la conducción. Por ejemplo, se puede analizar la velocidad con la que se maneja, los cambios que se hacen y verificar que el vehículo no esté en un torque bajo porque eso significa que se está gastando más combustible del que se necesita consumir. Luego se puede dar feedback al conductor en tiempo real, para que se corrija lo necesario.

Los accidentes de tránsito

La Asociación Americana de Seguros (AIA) sostiene que cada dólar de costo de un accidente se traduce a tres dólares de costos indirectos. Un accidente tiene como repercusiones:

  • Mayores primas de seguros: te cobran mucho más
  • Pasivos legales: elementos de costos por pasivos legales
  •  Si la marca se ve involucrada con un accidente eso es un daño
  • Productividad perdida y el disminuye el valor del vehículo
  • Hay más carga administrativa y publicidad negativa
  • Reclamos de indemnización laboral y gastos de litigio

La AA ayuda a predecir los lugares donde pueden darse accidentes y a prevenirlos. Para reforzar la seguridad es útil evaluar los índices de hábitos de conducción, los viajes más riesgosos, porque el conductor estuvo más tiempo manejando de lo que el estándar permite, entre otras variables.

Dispositivo móvil para gestión de flotasCuando los datos son analizados, estos llegan al móvil o dispositivo correspondiente, en forma de notificación.

Analítica Avanzada y el mantenimiento vehicular

La compañía KPMG realizó un estudio sobre la evaluación de los costos de una flota. Este reveló las siguientes cuestiones:

  • Los periodos de inactividad más largos significan más gastos en reparaciones no programadas, mantenimiento preventivo, neumáticos y contrataciones sustitutas.
  • Una falla en el camino puede costar miles de dólares. El hecho de que el error ocurra fuera de la planta, en la ruta, es dos o tres veces más costoso.
  • Cuando se analizan estos costos que fácilmente no se ven, se quiere saber cuál es el costo total de propiedad.

Marzo  Fliip BP1 (8)La analítica avanzada demás del costo de mantenimiento, impacta el costo de operación, costos de tiempos de inactividad, costos del conductor.

Hoy muchas empresas aún trabajan con los tipos de mantenimiento de flotas tradicionales. Estos son:

  • El correctivo: consiste en corregir el daño ya hecho. Por ejemplo, cambiar el freno si se rompe. Eso soluciona el problema inicial, pero el camión queda parado y la mercadería no llega a tiempo. De esta forma, se paga tres o cuatro veces más. “El mantenimiento más caro que hay es no hacer nada y esperar que ocurra algo”, agrega Wainman.
  • Preventivo: se cuenta con planes de mantenimiento y, de acuerdo con kilómetros y tiempos, se hace un plan de reemplazo de ciertos componentes, para evitar fallas.

El mantenimiento preventivo como  innovación

El diagnóstico predictivo (prognostic), que viene del mundo de la aviación, ayuda a predecir una posible falla futura en los sistemas del vehículo. Para llegar a eso, hay que tener información descriptiva de lo que sucede hoy, diagnosticar y derivarlo a la predicción para saber qué se puede hacer para evitar la falla.

Los vehículos hoy vienen con muchos sensores, que están conectados a una computadora, y a través de un protocolo de comunicación llamado Can Bus, todo se centraliza. Ahí es donde se conecta el sistema telemático. Este recoge información, que es transmitida a una plataforma y luego de un diagnóstico, en tiempo real, se notifica al conductor o a la planta sobre los insight obtenidos.

Por ejemplo, mediante algoritmos sofisticados y el análisis del historial y el big data del vehículo, se controla el voltaje de la batería. De esta forma se reconocen señales que comunican el estado de la batería. Si está al borde de tener un problema, entonces se envía una alerta para darle mantenimiento a la batería. Así, se ha ahorrado dinero.

Todo esto refleja por qué la AA es la solución para generar optimización de gran impacto en las flotas vehiculares. Y esto puede darse en cualquier flota, no importa el tamaño.

Para saber más sobre cómo podés ahorrar y optimizar tu flota, te recomendamos utilizar nuestra calculadora para potenciar tu negocio.

Home / Blog

> Volver