Suscribirse

¿Qué solución es mejor a la hora de controlar la cadena de frío y la integridad de la mercadería refrigerada?

Las empresas que transportan cargas refrigeradas necesitan saber con precisión cuáles son las condiciones de humedad y temperatura en la caja de sus vehículos. Controlar estos valores es esencial para poder preservar la calidad de la mercadería.

El transporte refrigerado incluye gran cantidad de productos, en general frágiles y perecederos: alimentos de origen animal, como carne, lácteos y huevos; frutas, verduras y hortalizas; medicinas; productos químicos; cosméticos; y plantas vivas, entre otros.

En todos estos casos, cualquier variación de temperatura puede comprometer la cadena de frío y echar a perder la carga, ocasionando pérdidas económicas y dañando la reputación de la empresa transportadora.

El transporte de medicamentos

Las empresas que distribuyen productos farmacéuticos, por ejemplo, deben garantizar que el transporte de los mismos se realice en las condiciones de conservación y temperatura requeridas.

En relación con eso, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) recomienda que el transporte de medicinas sea realizado siguiendo las siguientes pautas:

  • Utilizando vehículos con caja cerrada, aislada o acondicionada, con capacidad suficiente para permitir la estiba ordenada de los productos, y en lo posible, de uso exclusivo para este tipo de carga.
  • Manteniendo dentro de los límites indicados de conservación la temperatura y humedad en los vehículos.
  • En el caso de transportar medicamentos que requieran cadena de frío, empleando vehículos con cámara refrigerada, y verificando la temperatura de la carga al momento de recibirla.

Muchas de estas mejores prácticas también aplican para el transporte de alimentos, químicos y cosméticos, aunque cada tipo de carga conlleve una serie de recomendaciones particulares.

Cuando la cadena de frío se mantiene intacta, se garantiza al usuario o consumidor final que el producto se ha mantenido en un intervalo de temperaturas seguro, preservando su calidad, propiedades y características.

Tecnología de control para transportes refrigerados

La tecnología de Fliit facilita el seguimiento riguroso de las condiciones de humedad y temperatura en la caja de los vehículos.

Los sensores de humedad, temperatura y apertura magnética de puertas informan en tiempo real las condiciones del compartimiento de carga, y permiten detectar rápidamente desviaciones que puedan poner en peligro la integridad de la mercancía.

Sensor de humedad - Fliit             Sensor magnético de puertas - Fliit           Sensor de temperatura - Fliit

Sensor de humedad | Sensor magnético de puertas | Sensor de temperatura

Así, tanto los conductores como el equipo que lleva el control logístico pueden revisar que la mercadería se mantengan dentro de los parámetros establecidos por el dador de carga o el propio transportista.

Además, la información se registra en la plataforma y puede incluirse en los reportes, para que el jefe de tráfico o el analista responsable revise los datos de forma integral. En este sentido, el monitoreo avanzado de los vehículos agrega valor a la capacidad logística de las empresas, ya sea que se utilicen transportes propios o se contraten.

El transporte de productos perecederos requiere un grado de control y meticulosidad que puede alcanzarse sólo con la tecnología adecuada. Una solución como Fliit garantiza que la operación se realice según las normas y buenas prácticas establecidas, mejorando el nivel de servicio y aumentando, a la larga, la satisfacción de los clientes.

Conocé más sobre Fliit descargando nuestro whitepaper de administración de flotas y seguimiento satelital.

Nuevo llamado a la acción