04 septiembre, 2019

Autos eléctricos en Argentina ¿una opción para bajar costos?

Suscribirse

El Gobierno estableció un beneficio impositivo de hasta 35% para la importación de autos eléctricos en Argentina, en busca de fomentar el desarrollo de tecnologías más amigables con el medio ambiente. Muchas automotrices ya anunciaron que traerán modelos de esta categoría porque prometen que, a pesar de que su valor inicial es bastante alto en relación a otras categorías, el costo de mantenimiento es bajísimo. Pero ¿cuánto se puede ahorrar? ¿Pueden ser una opción para aliviar los costos del transporte de carga en el país?

Para saber más sobre cómo optimizar los costos operativos de tu flota, ingresá acá.

Autos eléctricos vs gasolina

Hay muchos factores que hacen del automóvil eléctrico una realidad en otros lugares del mundo. Desde el punto de vista ecológico, el motor eléctrico para auto presenta niveles de emisión de gases tóxicos contaminantes mucho menores, porque no hay líquidos de refrigeración, ni aceites. 

Aún incluyendo la contaminación de la planta de energía que genera la electricidad, los coches eléctricos son  97% más limpios que uno a gasolina.

Por eso la Argentina se sumó a esta tendencia y el ministerio de Producción anunció se les permitirá a las automotrices, que hoy tienen fábricas en el país, importar modelos eléctricos (y también híbridos) por un cupo total de 6.000 unidades con ventajas arancelarias.

Bajo el costo de los autos electricos en Argentina

Pero también en términos económicos, los vehículos eléctricos permiten un ahorro día a día, justamente, por no consumir combustible. Además, no necesitan mantenimiento: no precisan afinarse, ni cambios de aros, ni cambios de aceite, ni silenciadores, ni filtros de combustible, ni carburadores.

Sero Electric es el primer auto eléctrico de Argentina. Es un vehículo para dos personas, completamente eléctrico y que llega a una velocidad de 100 km/h. En cuanto a su autonomía, tiene dos opciones: una más económica, con batería de ciclo profundo (plomo), que puede recorrer entre 60 y 70 km; o de batería de litio, que es más caro pero tiene una autonomía de entre 120 a 150 km. El fabricante del modelo asegura que con sólo 40 pesos se pueden recorrer unos 100 km y tiene un valor de entre US$10.000 y US$14.000.

Los autos electricos en argentina se presentan como alternativa por su bajo costo de mantenimiento

Primeros autos eléctricos en Argentina

Desde el anuncio del Gobierno sobre el beneficio arancelario, muchas empresas ingresaron modelos de coches ecológicos al país, aunque también algunos modelos híbridos. Una de las compañías pioneras fue Renault con el Kangoo ZE y se presenta como una posibilidad concreta para paliar los altos costos del sector del transporte de carga.

Se trata de un utilitario eléctrico con capacidad de carga de 650 kilogramos, que ofrece una autonomía de 270 Km. 

Este vehículo cuenta con un sistema que reduce los tiempos de espera gracias a un cargador de nueva generación que tarda seis horas si está conectado a un tomacorriente de pared de 7 KW: con una hora que se mantenga enchufado recupera el equivalente a 35 Km de autonomía.

Según un estudio de la publicación Parabrisas en el que se comparó la versión eléctrica frente a la naftera (Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe), en lo que respecta al tamaño, la caja del primero es 4 centímetros más largo (4.400 mm) pero el naftero tiene mayor capacidad de carga: 750 kilogramos (versus los 650 kg).

El Kangoo ZE es uno de los primeros autos electricos en argentina

En cuanto a las prestaciones de cada uno, para acelerar de cero a cien el naftero necesita de 12,6 segundos (22,6 segundos el ecológico), mientras que la velocidad máxima del naftero es de 169,2 km/h y la del eléctrico de apenas 122,7 km/h (limitada).

En el plano de la autonomía y el costo operativo, el rendimiento promedio del Kangoo naftero es de 11,1 km/l, mientras que el del Kangoo Z.E. es de 15,5 kWh cada 100 km. Si traducimos esto al bolsillo, quiere decir que para recorrer cien kilómetros con el naftero debemos desembolsar 379 pesos en un surtidor, al tiempo que, para el eléctrico, el importe será de 48,36 pesos dentro de la factura de luz.  

La alternativa sustentable tiene un precio de 1.367.800 pesos frente a los 756.300 pesos que cuesta adquirir su versión naftera (Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe).

A este valor hay que contemplarle el gasto del cargador WallBox, actualmente provisto por tres tipos de proveedores en el país, cuyo valor (instalado) va desde los 1.500 hasta los 2.800 euros, dependiendo de la capacidad de carga.

Lo cierto es que, aunque hoy los autos eléctricos ya no sean tan costosos como antes, o que de hecho ya se puedan conseguir en el país, en Argentina hay muy pocas estaciones de recarga y los repuestos todavía son muy costosos. El precio de una batería ronda los 3.500 dólares.

Estos dos factores estructurales podrían ser una barrera en la expansión de esta alternativa.

Autos electricos en Argentina. Comparacion version ecologica con nafteraImagen tomada del reporte comparativo de Parabrisas sobre primeros autos eléctricos en Argentina.

Tecnología para optimizar

El objetivo de conocer las características de los primeros autos eléctricos en Argentina, es comenzar a pensar los como una alternativa para el transporte de carga. Es que, en la actualidad, los costos de esta industria son tan altos, que las empresas se inclinan por la incorporación de tecnología que posibilita el control y administración de flotas vehiculares (tanto de vehículos como de los transportistas) para poder llevar el rendimiento de cada operación a otro nivel y así disminuir los costos.

Pero además de las funciones de seguimiento de la carga o de botones antipánico para evitar los robos, ya existen otras soluciones de avanzada que permiten realizar un análisis transversal del estado actual de una flota, para identificar tendencias negativas.

La ventaja de conocer este tipo patrones que se repiten en las operaciones, es que a partir de esta información una empresa puede tomar acción al respecto para revertirlas e incluso cambiarlas de raíz.

Hoy gracias a este tipo de sistemas de gestión de flotas como Fliit es cada vez más sencillo conocer datos sobre los factores que disminuyen el rendimiento de combustible de tus vehículos, porque por ejemplo, facilitan la identificación de hábitos de manejo que consumen mayor cantidad de gasolina. 

Si querés saber más sobre cómo la Analítica Avanzada puede ayudarte a disminuir tus costos operativos, ingresá acá para descargarte una guía completa.

Nuevo llamado a la acción