11 junio, 2019

Las petroleras programan más aumentos: ¿hay alternativas para paliarlos?

Suscribirse

A pesar de la decisión del Gobierno de postergar para julio 2019 los aumentos trimestrales estipulados para junio, el combustible aumentó casi 1,5%este mes y en el sector ya se habla de aumentos mensuales para amortiguar el desequilibrio. El dólar, el petróleo, el biocombustible y los impuestos, entre los factores que influyen en el precio final.

Si querés saber cómo optimizar el rendimiento del combustible de tu flota, ingresá acá.

Desde la liberalización del mercado de combustibles ordenada en 2017 por el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, los surtidores se reprograman casi todos los meses en línea con la cotización del crudo Brent, el tipo de cambio, el costo de los biocombustibles para mezcla y la actualización trimestral de los impuestos en base a la inflación oficial.

El objetivo de esa medida, como explicó Aranguren en ese momento, era "mantener la paridad con un funcionamiento pleno de la reglas de mercado" y que, de esta manera, los precios de venta del combustible no quedaran atrasados.Variables que influyen en el aumento del precio del combustible.

Infografía confeccionada por FECAC sobre aspectos que moldean el precio del combustible

Sin embargo, algunas variables escaparon de esta lógica y, sólo entre enero y junio de 2019, el precio del combustible se incrementó casi 15%. Y, según explican desde las refinerías, aún existe un desequilibrio de casi 15%, fundamentalmente vinculado a la devaluación del dólar. 

"Ya en 2018, el precio de las naftas estuvo determinado por la moneda estadounidense. Representa prácticamente el 80 por ciento de la composición del valor que luego llega a las estaciones de servicio. Estabilizar el precio del dólar permitiría, justamente, estabilizar lo que ocurre con el precio en el surtidor", señaló Gabriel Bornoroni, titular de la Federación de Expendedores y Combustibles del Centro (FECAC).

Un pequeño alivio para el sector

Frente a la inflación general, que alcanza los casi 20 puntos en esta primera parte del año, el Gobierno decidió trasladar a julio el pago de un impuesto a la venta de combustibles que debía aplicarse en junio, alegando "las circunstancias actuales y la necesaria estabilidad de los precios".

Esto alejaba la posibilidad de una suba inmediata del combustible.

Pero finalmente las petroleras, que a fines de mayo también debieron absorber el impuesto cuatrimestral al Dióxido de Carbono, decidieron incrementar sus precios alrededor de 1,5% para recomponer sus ingresos.

Todos los meses

Además de este desfasaje en el precio del combustible, las estaciones de servicio se ven fuertemente afectadas por la recesión. Esta caída en el consumo de combustible, impide el ajuste total de la diferencia, en el precio de venta. Por lo que analizan un incremento escalonado de alrededor del 2% mensual, para no desalentar aún más el consumo del usuario.

“Las petroleras no aplicarán aumentos fuertes en un régimen mensual, porque eso atentaría contra la demanda, que sigue en baja", declaró Guillermo Lego, gerente de la confederación que reúne a los empresarios del expendio a nivel nacional (CECHA). Aunque que aclaró que "sí entienden que los incrementos sucesivos son el camino para mejorar sus números".

Esta suba sería de un 2 por ciento para lo que resta del año y sólo garantizará una mejora en los números de las petroleras "si el dólar deja de moverse", enfatizó Lego. 

Las refinerías analizan aumentar el precio del combustible todos los meses de acá a fin de año.Dificultades para el transporte de carga

Si bien las subas en las naftas afectan a todos los sectores, en el caso de los transportistas de carga, esto tiene un fuerte impacto en sus costos. Y, como indican desde la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), ”esos aumentos de los precios mayoristas que impactan en el costo del autotransporte de cargas, dificultan la negociación al momento de trasladarlos a tarifa con los dadores de carga, debido a que no se reflejan en los precios de surtidor”.

“Este escenario afectaría la operatividad del sector, en una situación ya delicada de la economía, debiendo indefectiblemente trasladar este costo a la tarifa, ya que el sector no es formador de precios”, advirtió la organización en referencia a la baja en el consumo.

Ante este contexto de incertidumbre, se vuelve fundamental encontrar alternativas para disminuir los costos operativos del negocio. La nueva tendencia en el sector es la aplicación de analítica avanzada para determinar los factores que influyen en el rendimiento del combustible de tu vehículo.

Para esto llegó Fliit al mercado, para ofrecer la tecnología necesaria para el análisis de los hábitos de conducción de tu equipo, que te permitirán identificar patrones que incrementan tus costos, y frente a esto, tomar acción para optimizar tu flota vehicular.

Para saber más sobre cómo la Analítica Avanzada puede ayudarte a optimizar los costos operativos de tu flota, te recomendamos descargar Fliit Analytics. Encontralo debajo.

Nuevo llamado a la acción

 

 

Te invitamos a leer otras publicaciones del Blog