19 julio, 2019

Eliminá las cargas innecesarias de tu vehículo y ahorrá combustible

Home / Blog / Artículo

> Volver

Home / Blog

> Volver

Eliminá las cargas innecesarias de tu vehículo y ahorrá combustible

El consumo de combustible es una de los mayores costos del transporte de carga, a pesar de que sólo un 14 a 30% de la energía del combustible se utiliza para mover un vehículo: el resto se pierde en ineficiencias del motor, malos hábitos de conducción y el uso inapropiado de accesorios.

Para saber más sobre cómo optimizar el rendimiento de combustible de tu flota, ingresá acá.

Es por esto que, el potencial de ahorro en el presupuesto operativo de una flota es altísimo si se aplican las herramientas de seguimiento adecuadas para identificar las malas prácticas que disminuyen su rendimiento.

Una de estas malas prácticas, paradójicamente, es el traslado de peso extra. Aunque los vehículos de carga están diseñados para llevar grandes cantidades de mercadería, si circula por encima de su capacidad, consumirá mayor cantidad de combustible.

Es que a mayor peso, requerirá más energía para mover o detener el vehículo.

El peso extra de una flota vehicular disminuye en rendimiento del combustible.

Física básica

Existe una explicación desde la ciencia para esto. Un camión de carga tiene mucha inercia y genera resistencia por su propio peso. La inercia y el peso provocarán un mayor consumo de combustible y esto se debe a la energía cinética.

La física define a la energía cinética como aquella que se genera debido al movimiento. Y se explica como el trabajo necesario para acelerar un cuerpo de una masa determinada desde el reposo (inmovilidad) hasta la velocidad indicada.

Es decir que, a mayor peso del cuerpo (más cargado esté el vehículo), mayor energía cinética generará. Y requerirá de un trabajo negativo de la misma magnitud para volver al estado de reposo, es decir será más difícil de detener.

De esta manera, si dos vehículos viajan a la misma velocidad, pero llevan distintos pesos de carga, el más pesado generará más energía cinética y, por lo tanto, gastará más combustible para moverse. 

A mayor peso del cuerpo, mayor energía cinética se generará.

Ahorrá eliminando peso

Desde este ángulo, se puede extraer que una buena práctica para colaborar con que un vehículo regrese a su estado de reposo, con el menor costo de combustible posible, es manejando eficientemente, evitando excesos de velocidad, frenadas bruscas, etc.

Pero también podemos colaborar con el rendimiento del combustible de nuestra flota, alivianando el peso de nuestros propios vehículos. 

La Agencia Ambiental del Gobierno de los Estados Unidos advierte que, únicamente deshaciéndose de los artículos innecesarios que generan un exceso de peso en el vehículo, se puede disminuir de manera considerable el consumo de combustible. "Cada 45 kilos extra, aumenta hasta 2% el consumo cada 1,5 kilómetros", reporta la institución.

 

Como referencia, un set de palos de golf tiene un peso de unos quince kilos, un cochecito de bebé pesa once kilos y medio y un monopatín, 1,5 kilos.

 

De la misma manera, el peso extra que implica el acarreo de elementos en el techo del vehículo, también se traduce en un mayor consumo de gasolina. Según el mismo estudio estadounidense, una caja grande en el techo puede aumentar el consumo de combustible hasta 8% en ciudad, y hasta 17% en autopista, debido a que aumenta la resistencia aerodinámica del vehículo. "La reducción se basa en el porcentaje de peso extra en relación al peso del vehículo", explican.

Todo elemento que se transporte en el techo de un vehículo, aumentará el consumo de combustible.

Otras maneras de eliminar peso extra

La reducción de ese peso puede lograrse de distintas maneras, como adquiriendo modelos de vehículos más ligeros, o planeando las rutas de entrega para llevar menos peso. Acá algunos puntos para ponerlo en práctica de inmediato:

  •  Llevar el número de repuestos justos
  • Crear rutas que aprovechen mejor el transporte de grandes cantidades de mercancía
  • Definir con anticipación las paradas claves de abastecimiento de combustible en la ruta
  • Chequear el peso en cabina
  • Incurrir en materiales más livianos cuando necesites repuestos
  • Organizar bien la mercadería en la planta/terminal de carga, para generar más espacio

Contar con la tecnología adecuada para el monitoreo del rendimiento de tu flota y de la performance de tu equipo, te será indispensable para lograr la optimización de tus costos operativos. 

La nueva tendencia en el sector es aplicar analítica avanzada para que, además de identificar patrones que se repiten durante las operaciones y que impactan directamente en los números finales, puedas preveer qué sucederá y cómo evitar que suceda.

Fliit es una solución de gestión que ofrece reportes detallados para que tengas un diagnóstico ajustado a la realidad del rendimiento de tus vehículos, para que tomes acciones informadas y cambies las tendencias negativas de raíz.

Además, desde la plataforma de Fliit podrás analizar los hábitos de conducción de cada chófer que integre tu equipo, para que puedas analizar si cometen acciones contraproducentes para el rendimiento del combustible de tu flota.

Si querés saber más sobre cómo la evaluación de la productividad de tu flota puede impactar en tus costos finales, te recomendamos ingresar acá.

Nuevo llamado a la acción

Noticias Relacionadas

Home / Blog

> Volver