01 julio, 2019

Pese a la postergación de impuestos, suben hasta 2,5% los precios de combustibles

Suscribirse

El Gobierno decidió efectivizar sólo el 3,9 % de los aumentos asociados al Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) en vez del 11,8% estipulado. En principio, esto generó expectativas entre los estacioneros, porque podría haber implicado una baja en el precio, para repuntar la demanda. Pero la petrolera estatal YPF aumentó y esto obliga a los privados a revisar sus números.

Si querés saber más sobre cómo podés optimizar el consumo de combustible de tu flota, ingresá acá.

En junio el dólar bajó 4%, la Secretaría de Energía había pospuesto el impuesto trimestral al combustible a julio y a fines de ese mes, a agosto. El panorama del sector parecía estabilizarse, después de una fuerte baja en el consumo desde el último trimestre de 2018.

Las petroleras privadas analizan sumarse a los aumentos en el precio del combustible que impulsó YPF.

Los estacioneros incluso hablaban de la posibilidad de bajar casi 4 puntos el precio de surtidor por encontrarse cerca del punto de equilibrio, pero finalmente YPF sacudió el tablero con un incremento del 2,5% en la nafta y 1,75% en el gasoil, que empezó a correr desde la medianoche del 1° de julio.

Las razones del nuevo aumento, según alegó la empresa, responden al aumento del precio internacional del crudo Brent de junio, al Impuesto a los combustibles líquidos y de los biocombustibles con los que se cortan las naftas (etanol) y el diésel (biodiesel). Aunque, la petrolera estatal comunicó que los aumentos están por debajo de la inflación del mes de junio.

A partir de esto, el resto de las refinerías deberán repensar su decisión de no aumentar.

Vuelven a aumentar el precio del combustible, a pesar de la baja del dólar.

¿Cómo quedan los números para julio 2019?

Más allá de las especulaciones, los precios ya cambiaron. Según el decreto 441/2019 publicado el 1° de julio en el Boletín Oficial, se dispone que para las ventas de combustible de julio se aplique un aumento de $0,242 para gasoil y diésel, y de $0,392 para naftas

Así impacta la medida en los precios finales: 

  • De $6,13 a $6,37 por litro de gasoil (en vez de $6,85)
  • y de $9,94 a $10,33 por litro de naftas (en vez de $11,11)
Si bien los números difieren de ciudad en ciudad en Argentina, desde hoy en Capital Federal el litro de Infinia cuesta $50,43, mientras que la Súper $43,71. Por su parte, Infinia Diesel se vende a $47,92 y la D500 a $40,94.

Cada vez se consume menos combustible en Argentina, debido a los grandes aumentos en el precio.Debido a los aumentos, el consumo del sector está en baja desde el tercer trimestre de 2018.

Aumentos que afectan al transporte de carga

El combustible es uno de los factores más determinantes en la estructura de precios de la industria del transporte de carga. Frente a esta situación de constantes aumentos, el sector se ve forzado a encontrar alternativas que colaboren con la optimización de costos, para que los aumentos no impacten en las tarifas finales.

En la actualidad existe tecnología para la gestión de tu negocio que te permitirá monitorear la flota vehicular de manera personalizada, para que puedas interpretar si los hábitos de conducción de cada chófer influyen en el rendimiento del combustible de cada vehículo.

Más aún: hoy hay alternativas como Fliit, que facilitan reportes detallados para que, además de identificar aquellos patrones que se repiten y disminuyen el rendimiento de una flota, puedas encontrar soluciones definitivas a estos errores para que no vuelvan a repetirse. 

Si querés saber más sobre cómo podés optimizar tus costos operativos con tecnología para la gestión de tu flota, ingresá acá.

Nuevo llamado a la acción